Recomendaciones para disfrutar e integrar una sesión de Biodanza

Home / biodanza / recomendaciones / Recomendaciones para disfrutar e integrar una sesión de Biodanza
Bio-Villanueva-940x702 copia

Recomendaciones para disfrutar e integrar una sesión de Biodanza

Tanto si es la primera vez que vas a practicar Biodanza como si llevas ya tiempo haciéndolo, hay una serie de observaciones que, si las tienes en cuenta,  pueden facilitar que la sesión te sea más placentera e integradora.  Muchas de ellas son comunes a otras actividades con movimiento y baile.

Llevar ropa cómoda, tipo deportiva y con varias capas.  En los momentos que tengas más calor o frío, podrás ponértelas o quitártelas.  Es mejor no traer pulseras, relojes, anillos grandes, etc.  O quitártelos para la práctica, evitando roces o enganches.  Si usas gafas, y ya conoces la dinámica de una sesión de Biodanza, puedes probar a no usarlas en algunos momentos, para estar más cómodo/-a, o simplemente por experimentar. Ir sin calzado, porque agarra más el suelo y para tener un contacto más directo con él.  También puedes llevar calcetines; mejor si son antideslizantes.  Procura no venir recién comido/-a o con hambre.  Algo ligero un rato antes de empezar, viene bien.

Prestar atención a la respiración y escuchar la música.  La respiración te mantiene en contacto con tu cuerpo y ayuda a regularte.  La música es la guía para el movimiento, tu inspiración principal.  No se puede hablar durante una sesión de Biodanza.  Puedes reír, llorar, gritar, etc.  Así se favorece una expresión y comunicación alternativas a nuestro día a día y más integración de las experiencias.  Estar relajados es fundamental para disfrutar.  Mira, por ejemplo, que no tengas encogidos los hombros, apretada la boca, etc.

Entiende la sesión como una sola unidad, y no como una sucesión de ejercicios separados unos de otros.  En el paso entre una música a otra o, durante las indicaciones del facilitador, trata de seguir presente con las sensaciones de tu cuerpo, tu respiración y, si estás con otra persona, atenta también a ella.  El facilitador, aunque a veces también participa en la experiencia, debe pasar desapercibido, por ejemplo, puedes escuchar sus indicaciones, sin necesidad de mirarlo, para favorecer tu presencia en la respiración y con otras personas.  Evitar que cualquier pensamiento o imagen se pare en tu cabeza.  La Biodanza es una práctica física, no hay que pensar, imaginar o interpretar nada, solo moverte como sientas, con la ayuda de la música y las indicaciones del facilitador.

Después de la Biodanza, lo mejor es ¡descansar!  Trata de poner un poco silencio y tranquilidad, quizás un baño o ducha caliente, y una pequeña siesta o directamente dormir si es de noche.  Evitar estímulos muy fuertes justo después de una sesión, como ver una película de cine, entrar en discusiones o ponerte a trabajar rápidamente.  Aunque el movimiento físico y exterior ya haya terminado, el movimiento interior y emocional continua.  Un estado de calma favorece la integración de las experiencias vividas.

Leave a comment

If you want to share your opinion, leave a comment.

Identificado como . ¿Salir?

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>