7 Razones por las que deberíamos estar dando más abrazos

Home / abrazos / fisiología / psicología / 7 Razones por las que deberíamos estar dando más abrazos
Captura-de-pantalla-2014-12-12-a-las-21.12.03 copia

7 Razones por las que deberíamos estar dando más abrazos

Admítelo: Nada te reconforta más que un abrazo afectuoso.  Bien envuelto en los brazos de tu pareja o saludando a un amigo, los abrazos nos hacen sentir cálidos por dentro.  Pero además de hacernos sentir protegidos y queridos, este gesto de contacto puede hacer maravillas para nuestro bienestar.  Así que, sea un simple apretón, un abrazo de oso o delicado, hay muchas razones por las que deberíamos integrar este gesto en nuestra vida cotidiana.

Nos hacen sentir bien.

Un acto tan simple como abrazar, no se siente solo en nuestros brazos.  Cuando acogemos a alguien, liberamos oxitocina (“la hormona del amor”), estimulando una sensación de calidez en nuestro interior.  La química también está relacionada con nuestra capacidad para vincularnos con otros. “La oxitocina es un neuropéptido que promueve sentimientos de entrega, confianza y vinculación”, según el psicólogo Matt Hertenstein de la Universidad DePauw.  “Establece la base y estructura biológicas para conectar con otras personas.

Más abrazos = menor presión sanguínea.

Las hormonas que se liberan en el cuerpo después de un abrazo no solo favorecen sentimientos de felicidad, también pueden ayudar a tu salud física.   Cuando alguien te toca, la sensación en la piel activa unos receptores de presión llamados corpúsculos de Pacini, que envían señales al nervio vago, conectado a un área del cerebro que es responsable, entre otras cosas, de disminuir la presión sanguínea.

Pueden aliviar nuestros miedos.

En un estudio sobre miedos y autoestima, una investigación publicada en la revista Psychological Science, reveló que los abrazos y el contacto reducen significativamente la preocupación sobre la muerte.  El estudió encontró que abrazar, incluso si se trataba de un objeto inanimado como un oso de peluche, ayuda a calmar los miedos existenciales de los individuos.  Incluso momentos de contacto interpersonal fugaces y aparentemente triviales, pueden ayudar a la gente a manejar de manera más efectiva sus preocupaciones existenciales.

Puede ser bueno para nuestros corazones.

Abrazar a alguien puede hacer aflorar una sensación de calidez en tu corazón, y de acuerdo con un estudio, también puede ser una buena medicina para él.  En un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, los participantes que no tuvieron ningún contacto con sus compañeros, registraron un ritmo cardiaco de 10 pulsaciones por minuto más rápido, que aquellos que pudieron abrazar a sus compañeros durante el experimento.

Los adultos son los que más se pueden beneficiar de los abrazos.

De acuerdo con lo investigadores de la Universidad Ohio State, los abrazos y el contacto físico es cada vez más importante con la edad.  “Mientras mayor eres, te vuelves más frágil físicamente, con lo que el contacto se convierte el algo cada vez más importante para una buena salud”, según lo que la psicóloga universitaria Janice Kiecolt-Glaser, afirmó a USA TODAY.  Estudios han mostrado que la soledad, particularmente con la edad, también pueden incrementar el estrés y tener efectos adversos sobre la salud.  Instantáneamente, la abrazar a alguien, nos sentimos más cercanos a esa persona y disminuyen los sentimientos de soledad.

Los abrazos son un liberador natural de estrés.

¿Te sientes encadenado?  Ve y dale a alguien un achuchón.  Cuando abrazamos, reducimos inmediatamente la cantidad de cortisol (“hormona del estrés”) que produce el cuerpo.  También se liberan tensiones y envían mensajes de calma al cerebro.

Los bebés abrazados adecuadamente, serán adultos menos estresados.

¿Quieres hacer algo por las generaciones futuras?  Abrázalos mientras son todavía pequeños.  Un estudio en ratas de la Universidad Emory encontró una relación entre el contacto físico y la liberación de estrés, especialmente, en las etapas iniciales de la vida.  La investigación concluyó que lo mismo se puede decir de los humanos, citando que  el desarrollo de los bebés, incluyendo como manejan el estrés en la etapa adulta, depende de una combinación entre naturaleza y educación.

Lindsay Holmes

The Huffington Post

http://www.huffingtonpost.com/2014/03/27/health-benefits-of-huggin_n_5008616.html

Traducción libre: Ángel Gil

Leave a comment

If you want to share your opinion, leave a comment.

Identificado como . ¿Salir?

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>